EGIPTO

BIENVENIDO...

TE INVITO A CONOCER LO MEJOR DE LA CULTURA EGIPCIA...

Tamaño original

EGIPTO

El egipto ha fascinado y sigue fascinando todo el mundo,sus imponentes piramides,su historia, sus jeroglíficos, sus Faraones,muchos misterios se han ido aclarando con el tiempo.Una de las teorias que causa mucha controversia es la relacionada con la fecha de construccion de estas piramides. La teoria oficial dice que estas piramides fueron terminadas aproximadamente por los años 2500 A.C, y que estas servirian solamente como "tumbas" para los Faraones. Pero una nueva teoria que va contra "los egiptologos historiadores oficiales" causa controversia. En los mitos egipcios, al contrario que sucedía en los mesopotámicos, las estrellas son consideradas dioses o "almas" (ya sea con las estrellas formando grupos o individualmente), considerando a los planetas como de menor relevancia (esto es en términos generales). La gran importancia que la Astronomía tuvo en esta civilización se manifiesta en la elaboración de complejos calendarios desde épocas remotas (posiblemente ya desde el 3200 aC). El año egipcio se inicia con el orto helíaco de Sirio (Sepedeth): es la primera visión que se tiene en el año de la estrella al amanecer. Esto coincidía aproximadamente con el momento en el que el Nilo inicia su crecida anual, por lo que es evidente la importancia de este hecho en la vida de la civilización agrícola egipcia. La civilización egipcia se establece en la estrecha franja de tierra fértil regada por el Nilo. Se trata de una unidad política, cultural y religiosa que se mantiene duante cerca de treinta siglos (aunque con alguna intromisión, como en el caso de los hicsos en el siglo XVIII aC). El primer unificador habría sido el legendario Menes, que en el 3100 aC unió el Alto y Bajo Egipto. El conservadurismo de la civilización egipcia es su rasgo más claro, con figuras políticas y religiosas que se mantienen invariables durante milenios. Su historia se divide tradicionalmente en tres épocas de esplendor: el Imperio Antiguo (2680-2180 aC, con la construcción de las pirámides), el Imperio Medio (2052-1790 aC, primeras épocas expansionistas) y el Imperio Nuevo (1570-1075 aC, época de gran expansionismo y máximo esplendor interno). En las últimas épocas de esta civilización, con la entrada de dinastías extranjeras (libia en el siglo X aC, nubia en el VIII aC, persa en el VI aC y griegas en el IV aC), se inicia su propia desintegración, que daría paso a la época y cultura helenísticas en este país, que nunca dejó de ser de suma importancia para el mundo de la antigüedad.

Tamaño original Las constelaciones egipcias no se corresponden con las mesopotámicas. Representan divinidades, aunque alguna de éstas se asocia frecuente con estrellas individuales (Sirio, por ejemplo, era Isis). La manera como las constelaciones eran construidas variaba con la época (Osiris fue Orion completo algunas veces, el Cinturón de Orion otras), así como la divinidad atribuida a cada constelación (el mismo Orion fue tanto Osiris como Horus, su padre). Esto sugiere que las constelaciones en el antiguo Egipto no tenían el marcado carácter figurativo que en Mesopotamia. Ejemplos de constelaciones y asterismos importantes en algún momento del Egipto antiguo serían los siguientes: ..- Orion: identificado principalmente con Osiris. Es la constelación más importante. ..- Canis Major: Sirio es asociado a la diosa Isis. Por extensión, toda la constelación se asociaba a la representación de la diosa como una vaca. ..- El asterismo del Carro: era la "Pata" del buey Mesenkhti, una constelación de mal augurio. ..- Bootes: era la representación de la diosa Epet, guardiana de la "Pata de Buey", divinidad benéfica y "señora de talismanes". La elección de correspondientes mesopotámicos de constelaciones es en todo caso casual, originado sin duda por la evidencia de las formas que las estrellas más brillantes originan en el firmamento. Los mitos egipcios no pasaron a la cultura clásica ni por ende a las constelaciones griegas, romanas y actuales. Una excepción, no obstante, aparece en el caso de Ophiucus, nombre que estaría asociado a antiquísimos mitos egipcios y que pasaría a los cielos como importante divinidad en tiempos romanos. PIRAMIDES Y ORION Segun Bauval y Hancock las piramides fueron construidas para alinearse con las estrellas.Para sus cálculos utilizaron el fenómeno de PRECESIÓN que permite calcular una fecha remota de acuerdo a la carta de las estrellas que se veian en dicho lugar.En otras palabras si hoy dejamos un monumento que se alinea con una estrella, si escribimos el nombre de esa estrella en dicho monumento (como los egipcios lo hicieron en las piramides) estariamos escribiendo la fecha en un Calendario Cosmico. El fenomeno de precesion es la variacion de la inclinacion terrestre 23°27', este ciclo dura aproximadamente 25920 años.El Sol y la luna principalmente afectan el inclinamiento de la tierra de 23°27' y debido a la atraccion de estos astros el inclinamiento cambia ligeramente para regresar al grado del inicio despues de 25920 años. Esto provoca que el cielo no sea el mismo que se ve al pasar los años, y asi el punto vernal de la tierra se alinea cada 2160 años con una constelacion del zodiaco (son 12), actualmente entramos en Virgo. Utilizando el programa informatico SkyGlobe que utiliza el principio de la Precesion, se dieron cuenta que el unico momento en que las galerias internas de las 3 piramides apuntan exactamente las 3 estrellas de Orion es 10500 A.C

TUTANKAMON

Tamaño original

Faraón egipcio de la XVIII dinastía (?, h. 1372 - Tebas ?, 1354 a. C.). Tutankamón era yerno del faraón Akenatón, que murió sin dejar hijos varones; por ello le sucedieron sus yernos, Semenkera y Tutankamón; este último, hermano del anterior, accedió al Trono hacia el 1360 a. C. De hecho, hasta la muerte de su suegro, Tutankamón llevó el nombre de Tutankatón, en honor del dios solar Atón cuyo culto había impulsado Akenatón con carácter casi monoteísta. Tres años después de acceder al Trono, el nuevo faraón restableció el culto tradicional y, consiguientemente, el poderío de los sacerdotes de Amón, seriamente debilitado en el reinado anterior; al mismo tiempo, devolvió la capitalidad a Tebas, abandonando la capital creada por Akenatón en Amarna; y para simbolizar estos cambios, sustituyó su propio nombre por el de Tutankamón (que significa «la viva imagen de Amón). Se casó a los diez años con la princesa Ankhsen Amón, hija de su madrastra Nefertiti. Un año antes había subido al trono tras la muerte del faraón Smenker, aunque el poder político lo detentó su visir, Ay, y el militar el general Horemheb. Ambos acordaron que a la vuelta de una cacería, el faraón sufriría un accidente. Decidieron no utilizar el veneno porque el ambiente en torno al faraón estaba ya muy suspicaz, e incluso el propio general había sido invitado a probar la fruta antes que el soberano. Ay, que contaba unos sesenta años, quería una sucesión rápida y segura, así que persuadió al general de que el rey debía morir en accidente, y no desaparecer como pretendía el otro. Respetuoso con la tradición, Ay quería además que el faraón tuviera un entierro digno, con lo que pensaba ganarse el favor de la futura viuda. La cacería había sido buena, y el joven faraón, de diecinueve años, mantuvo su costumbre de adelantarse al cortejo compitiendo con Ay en una carrera. Un tercer carro se situó junto al del faraón y una de sus lanzas se cruzó en los radios de la rueda. El vehículo volcó sobre el ocupante y aplastó su pecho contra la madera astillada. Pero aún no había muerto y el visir lo remató con un golpe en la base del cráneo, bajo la oreja izquierda. Fue una muerte inesperada y el ajuar, que aún no estaba preparado, se completó con objetos viejos. Los más altos funcionarios del país acompañaron el cortejo, formado principalmente por mujeres gritando, que se dirigió valle arriba. La ceremonia fue oficiada por Ay, sucesor a sus sesenta años, quien quiso aparecer en las paredes del sepulcro, decorado sólo en parte por las prisas de los preparativos. El ajuar funerario de Tutankamón estuvo compuesto por unos quinientos objetos, con todo lo que pudiera necesitar en la otra vida. Uno de los objetos más característicos de estos enterramientos es la barca en la que el difunto debe navegar para llegar al otro mundo. Las figuras oushebti, sirvientes funerarios, eran las encargadas de realizar para él las tareas cotidianas en el otro mundo: fabricar cerveza, vino, cocer el pan, responder por su señor cuando el dios de los Muertos le requería para alguna misión... Tutankamón disponía de 413 de estos sirvientes: uno para cada día, un encargado para cada diez días y un supervisor por mes. Los planes del visir incluían casarse con la viuda, Ankhsen Amón, de apenas quince años, que sería nieta del propio Ay si, como defienden algunos egiptólogos, el visir era el verdadero padre de la mítica Nefertiti. La joven intentó evitarlo solicitando a Suppiliumas, vecino rey de los hititas, que le enviara un hijo para casarse y gobernar juntos, pero éste fue asesinado de camino y la reina hubo de ceder a los planes de Ay. El traidor se apropió del templo funerario y la sepultura que el joven faraón había hecho construir para sí mismo, y en su lugar se le destinó la modesta tumba preparada para el visir. Antes de que sus paredes fueran selladas en 1346 a.C., la joven reina colocó sobre el cadáver embalsamado una hermosa guirnalda de flores

Tamaño original